martes, 11 de mayo de 2010

Querido hijo estás despedido

Dibujo realizado por: Ariadna Lillo
Puedes consultar este enlace:



 Adaptación del libro en forma de fábula por Guillermo Pol:
 Querido comadrejo: estás despedido.

Había una vez una familia de comadrejos que tuvieron tres hijos, el primero recolectaba comida, el segundo limpiaba la madriguera, pero el tercero,vago y desordenado, no hacía nada, se levantaba tarde y no ayudaba a los demás, sólo sabía quejarse.
Un día papá comadreja decidió darle un escarmiento y como se levantaba tarde, todos se fueron sin que se diera cuenta.
Cuando el comadrejo se despertó, llamó, se lamentó y lloró por su falta de amor a su familia; durante muchos días cazó, limpió la madriguera y aprendió a ser un buen comadrejo. Así que cuando vio regresar a su familia se puso muy contento y fue el más trabajador...

Moraleja:
Nos enseña que hay que ser ordenado y limpio y debemos colaborar en las tareas de casa.

Adaptación en forma de poesía por Laura Castro

Erase una vez
un conejito llamado Miguel,
se portaba muy mal
y su madriguera olía fatal.

Era muy cochino
y aunque era conejito
era muy porcino,
todo revolvía y se miraba al espejito.

Un día por la tarde
vio una carta muy excitante.
La mamá conejo le dijo:
hijo, querido: estás despedido,
el pobre se quedo entristecido.

LLamó a Don Juan, que era abogado,
antes  que la nieve se hubiera cuajado.
Le ayudo a salir del apuro,
aunque se hacía mucho el duro.

Le admitieron otra vez
y él contento a casa se fue,
e hizo una promesa:
prometo ser bueno y ordenado.
Y colorín colorado,
esta fábula se ha acabado.

7 comentarios:

  1. Respecto al libro real "Querido hijo:estás despedido" queria hacer un comentario sobre este. Me ha parecido un libro bastante corto y un poco aburrido. Me parece original la idea de despedir a un niño.
    El padre debería de ser un personaje importante, en cambio, no participa nada en este cuento. Y tan repentinamente le admiten al niño, como lo despiden y todo esto en un mismo dia.Debería de ser más largo.

    ResponderEliminar
  2. A mí me ha parecido que el libro enseña una lección muy importante que no debes de tirar de la cuerda demasiado porque se puede romper.
    A mí no me pasaría porque yo colaboro en las tareas de casa.

    ResponderEliminar
  3. Mi opinión personal del libro de "Querido hijo:estás despedido" me parece que tiene poca historia, aunque la idea de despedir a un hijo no se ve mucho en un libro normal. Tiene pocas cosas para resumir el resumen total es: despido- calle-abogado-casa-felicidad, este libro te enseña a no ser desordenado. Yo por lo menos no lo seré.

    ResponderEliminar
  4. ¡Un título provocador y atractivo (como padre)! ;-)

    Una situación imposible (?) que nos debería hacer reflexionar sobre la importancia de construir (y ¿por qué no? negociar) día a día nuestras relaciones.

    Gracias por recomendarlo.

    ResponderEliminar
  5. muy buena la obra y en mi opinion es un libro que te enseña a reflexionar

    ResponderEliminar
  6. La fábula de Guillermo Pol, es muy bonita.

    ResponderEliminar
  7. No es por desmerecer o cuestionar el trabajo del escritor de este libro, pero, considero que le faltó mucho por desarrollar a esta historia, claro! la idea principal es que el mensaje le llegue a los niños que no saben valorar, apreciar y colaborar en el hogar, y quizás los oriente a replantearse su actos, pero la historia en si es incongruente, sencillamente no se adapta a la realidad, es ilógico que por muy desordenados que sean los niños no se van a lanzar a la calle así nada mas, máxime cuando existe tanto peligro en ellas, por otra parte no menciona nunca si es que todos (las vecinas, el anciano, los policías y el abogado) estaban de acuerdo para crearle un sicoterror al niño y hacer que cambie y mejore su comportamiento, o es que su actuación era cierta. Considero no tener que llegar a estos extremos narrados en este libro siempre y cuando al niño desde muy pequeño se le enseñen todos los valores necesarios para tener un comportamiento ejemplar tanto en el hogar como fuera de el...

    ResponderEliminar