martes, 20 de marzo de 2012

Amigos.

En el colegio
cada vez que juego al escondite me escondo en el
rincón
de aquella pared,
mi
cuerpo tiembla porque tú
estás más cerca de mí;
cuando me ves
me intentas pillar
pero no puedes,
porque yo corro más.
                          Álvaro Montalvillo.

1 comentario:

  1. Precioso acróstico, lleno de sensibilidad e ingenio

    ResponderEliminar